Policía: El brazo armado del Estado. Frente a ella, autodefensa

Eso es la policía, el brazo armado del Estado. La seguridad del que gobierna y la represión para el que lucha. Pero ¿los violentos somos nosotros? ¿los que pese a las cabezas reventadas por la policía, pese a los compañeros caídos por sus balas, resistimos con piedras y tomas de fabricas y no con armas de fuego? La violencia la comienza el que desenfunda el plomo contra el que protesta pacíficamente, de ahí que toda la violencia que ejerza la clase obrera para resistir esta naturalmente justificada.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ya decía Mao que el poder nace de la boca del fusil, y bien lo sabe el Estado a la hora de reprimir. La policía nunca fue otra cosa que el brazo armado del Estado, su seguridad, nuestra inseguridad, su instrumento para adiestrar al pueblo obrero, nuestra causa para levantarnos en armas. ¿Levantarnos en armas? Si, como autodefensa, como Panteras Negras en EEUU, como el DHKP-C en Turquía, como las milicias populares en Ucrania, ciudadanos armados contra la opresión del Estado.  Y no seamos tibios por favor, que  Rodolfo Walsh y  Ulrike Meinhof escribían en sus prensas artículos como este, y a la ves se autodefendian con las armas, el argentino en Montoneros y la alemana en los RAF.

Pero, este medio es terrorista, diría algún que otro alienado, contaminado por el discurso dominante de la burguesía. Y ¿Cual es el argumento del Estado para llamar apología al terrorismo esta postura? Pues, que la violencia no encaja en los cuadros de la democracia. Y saben que, tienen razón en cierto punto, la violencia proletaria, que es autodefensa, no encaja en su democracia burguesa, pero esa democracia de democracia tiene muy poco. La democracia de los hipócritas, que en campaña dicen que no le van a quitar nada a los ciudadanos, y que van a respetar al que piense diferente, pero luego revientan la cabeza de los obreros de PepsiCo, le queman los ojos con gas lagrimogeno a las obreras y disparan a matar con sus fusiles. Si claro, la misma democracia hipócrita que pide a gritos golpe en Venezuela por violar los derechos del fascista de Leopoldo Lopez, culpable de mas de 40 muertes en 2014, pero hacen mierda en una cárcel a Milagros Sala y sus cumpas de la Tupac, presos simplemente por ser opositores. Esa democracia no nos representa, por ello luchar contra ella es nuestro deber, luchar pacíficamente obvio, pero ante la primera provocación violenta del Estado, ¿que vamos a hacer? ¿defendernos con piedras y resistiendo el desalojo? eso no esta mal, pero solo nos garantiza pequeñas victorias y mucho dolor, y solo funciona en caso como el de PepsiCo, Bauen, AGR-Clarin (que aun siguen en lucha), es decir en la lucha de pequeños grupos de obreros que resisten a ser desempleados… Pero ¿que hay de la constante violencia que sufrimos los militantes populares y de izquierda por el simple hecho de pintar una pared? o ¿la que sufre los militantes barriales por ayudar y politizar al marginal? o ¿la violencia que padecen los militantes LGBT por ser “diferentes” y los negritos de las villas por ser portador de rostros? ¿Acaso fueron Kevin y Luciano niños violentos que un policía tuvo que matar en defensa propia? ¿acaso Mariano era un violento trotskista subversivo que intento matar al pobre Pedraza y este lo mato al defenderse? ¿e Ismael? seguro fue armado hasta los dientes a un recital de la Renga dispuesto a matar policías, ¿no?, claro, ¿quizas Pocho Lepratti le daba de comer a los pobres si estos aceptaban aprende a usar las armas para hacerle un golpe al progresista De la Rua?, ya, ¿que Maxi y Dario habían puesto una granada en Avellaneda, no? En fin, no sigo por que la rabia me consume el cerbero y me pone ultraviolento.

Si nos matan es por que no nos temen, es por que nos odian, es por que para ellos no somos mas que una cifra en el engranaje del modelo de producción capitalista, una cifra que cuando ya no le servimos para generar su riqueza y sus votos nos eliminan con su solución final. Nos matan por que no nos temen, y no nos temen por que ante la muerte de un compañero solo salimos a protestar o cuanto mucho hacer un paro.

La burguesía crea su contrato social para organizar la estructura del capitalismo, la naturaliza en nuestras vidas y así mantiene las relaciones de producción. Del contrato social nace otros tipos de contratos, como el contrato laboral o el sexual. Todo contrato bajo el sistema de producción capitalista se rige en la subordinación, por eso cuando el contrato social se pone en juego, el burgués debe defenderlo mediante el uso de la violencia, y ahí aparece la policía.  De esta manera, un grupo de obreros tomando una fabrica, protestando contra el vaciamiento de la planta, pone en juego el contrato laboral, y Zanon (o FaSinPat) es el mas claro ejemplo. Lo mismo pasa con el pibe de una villa, que conscientizado se niega a robar y drogarse, volviéndose un militante contra la droga, la prostitución y la delincuencia, politizando primero su esquina y luego su manzana, así hasta organizar asambleas barriales. Ese pibe rompe con el contrato social que tiene un pibe de villa al incentivar a su compañeros a dejar de hacer lo que el sistema que quieren que hagan, autodestruirse. Fíjate que por eso en EEUU mataron al rapero 2Pac, por ese mismo motivo los militantes de La Poderosa son constantemente acosados por la policía.

Siempre voy a insistir en que ante cual represión nos preguntemos ¿donde nace la violencia? y ante la respuesta reaccionaria de “es su trabajo, el solo cumple las ordenes del gobierno”, nos preguntemos ¿Si su trabajo es reprimir, acaso esperan que no haya una respuesta del remprido? Y siempre se me viene como ejemplo: si yo quiero algo que vos tenes (que es tu propiedad), y para quitartelo utilizo la violencia, te golpeo y lo quito, ¿vos que harías?…

De esta manera es imprescindible entender que la violencia proletaria debe ser justificada por que no es un acto de provocación o agresión, si no un mecanismo de defensa.  Nos oponemos a la violencia, siempre y cuando sea una provocación o agresión contra nuestra clase y nuestros intereses, pero jamas nos opondremos cuando la violencia es por defender nuestros intereses. Por eso somos de izquierda clasista, por que defendemos a la clase trabajadores

Lo que paso en PepsiCo se llama lucha de clases, y como dijo Marx, es el motor de nuestra historia.

En fin, para cerrar a mi estilo revolucionario: Molotov decía, en su temazo Gimme the Power, “(…) hay que arrancar el problema de raíz, y cambiar al gobierno de nuestro país (…)”. El problema de raíz es el sistema (capitalista), y para cambiarlo solo hace falta una revolución, y como bien decía Mao, “Hacer la revolución no es ofrecer un banquete, ni escribir una obra, ni pintar un cuadro o hacer un bordado; no puede ser tan amable, cortes, moderada y magnamina. La revolución es una insurrección, es un acto violento en el que una clase derrota a otra”, y queremos agregar que una revolución se da por que hay cosas que no están funcionando bien.

Hoy llamamos al uso de la violencia como autodefensa de la agresión estatal, mañana quien sabe… si tomamos consciencia de clases, hasta tomar el cielo por asalto no paramos.

Nacimos para vencer, no para ser vencidos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s