Se cumplen 13 años de la desaparición de Fernanda Aguirre

Hoy martes 25 de julio se cumple un nuevo aniversario de la desaparición de Fernanda Aguirre, un caso que, si bien tuvo condenados, nunca se pudo llegar a saber qué destino tuvo la adolescente de San Benito

La desaparición de Fernanda Aguirre ocurrió el 25 de julio de 2004, en San Benito, que luego se viera convulsionada por el hecho.

El secuestro se cometió alrededor de las 16 de ese día, mientras la adolescente iba a entregar unas flores a una clienta de su madre que por ese entonces tenía un puesto frente al cementerio de la pequeña localidad ubicada a pocos kilómetros de la capital entrerriana. A esa hora, Argentina y Brasil disputaban la final de la Copa América en Perú.

Más tarde, los captores llamaron a su familia para pedir 2.000 pesos de rescate.

El principal sospechoso del hecho fue Miguel Angel Lencina, un hombre que al momento del hecho gozaba de una salida laboral de la cárcel de Concepción del Uruguay, donde purgaba una pena por el asesinato de una mujer.

Lencina fue detenido y pocos días después, el 6 de agosto de ese año, apareció ahorcado en la celda de la Comisaría 5ta. de Paraná, donde permanecía alojado.

La viuda del principal sospechoso, Mirta Chávez, fue condenada en 2007 a 17 años de cárcel, acusada de haber sido quien se comunicó telefónicamente con la familia Aguirre para pedir el rescate. Cháves recuperó la libertad condicional el 21 de abril de 2016 y fijó domicilio en la ciudad de Gualeguay.

A pesar de esta condena, durante la investigación policial y el juicio no se pudo determinar cuál fue el destino de la adolescente.

María Inés Cabrol, madre de Fernanda, murió el 11 de mayo de 2010 en una clínica de Buenos Aires a causa de una enfermedad terminal. Tenía 45 años. Fue quien movió cielo y tierra para poder saber qué pasó con su hija, pero esa lucha la llevó a la tumba con la angustia de no haber visto más a Fernanda.

En una de las tantas entrevistas que la mujer concedió a Elonce TV, afirmó que la desaparición de Fernanda, “cambió la forma de vida. Tuvimos que aprender a sobrellevar un dolor, también cambió que no conocía nada y tuve que conocer todo para buscar a mi hija. En cada cara de chica que veo busco a mi hija. Cambió todo, a nosotros nos falta la vida”.

Pero a 13 años de este hecho que conmovió a la pequeña localidad entrerriana y que tuvo trascendencia a nivel nacional, en San Benito no habrá misas ni menciones sobre Fernanda Aguirre, tal como se hizo durante muchos años en cada aniversario de este triste caso.

Extraído de: APFDigital

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s